• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Entrevistas

En San Juan de Lurigancho se priorizará un Centro de Salud Mental Comunitaria

Peru21.pe.- Veinte de cada 100 peruanos sufren un trastorno mental. Sin embargo, solo uno de cada diez recibe algún tipo de atención. Esta grave situación se ve reflejada en el número de personas afectadas por violencia familiar en 2017 en nuestro país: más de 96 mil. Es en medio de este panorama que el Ministerio de Salud (Minsa) ha anunciado un plan de reforzamiento para las políticas de salud mental. Yuri Cutipé, quien dirige esta estrategia, explicó a Perú21 los objetivos de este proyecto, así como los retos que su sector debe afrontar.

 
¿Por qué vieron la necesidad de reforzar el Plan Nacional de Salud Mental 2018-2021?
 
A través de proyectos anteriores, notamos que, en temas de servicios de salud mental, el Perú estaba centralizado. La visión hospitalaria se concentraba en Lima cuando había otras regiones que también la necesitaban. Por ello, el Minsa decidió organizar sus recursos, con una red más amplia.
 
¿Cuántos centros de salud mental existen en el Perú?
 
Actualmente hay 31 Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) distribuidos en Lima (10), Callao (1), Arequipa (6), Moquegua (2), Huancavelica (1), La Libertad (5), Piura (3), Ayacucho (2) y Lambayeque (1), además de cinco hogares. Durante este año esperamos implementar 100 centros más a nivel nacional.
 
¿Bajo qué criterios se distribuyeron estos CSMC?
 
Se ha priorizado que estén distribuidos en las zonas que registran mayores índices de violencia, según el programa Barrio Seguro del Ministerio del Interior (Mininter). Por ejemplo, en la capital, distritos como La Victoria, El Agustino, San Juan de Lurigancho, Breña y Surquillo son puntos críticos. La idea es lograr que cada distrito del Perú tenga al menos un centro de salud mental, según su población.
 
¿Cuántos CSMC hacen falta en el país?
 
De acuerdo con la norma técnica de salud, debe haber un centro de salud mental por un máximo de 100 mil habitantes. Para 2021 esperamos contar con cerca de 300. Actualmente, con los 31 centros, solo logramos atender a un 20% de personas que sufren algún trastorno mental.
 
¿En qué zonas estarán ubicados los nuevos CSMC?
 
El Minsa, en coordinación con las direcciones regionales de salud, lo está evaluando. Los gobiernos locales proveen los establecimientos, mientras que el ministerio asume el financiamiento del personal, equipamiento, adecuación de infraestructura y todos los requerimientos estipulados en la norma técnica.
 
Ahora que se planea implementar 100 centros adicionales, ¿cómo se cubrirá la demanda de profesionales?
 
Ante la alta frecuencia de problemas de salud mental en todo el mundo, existe un déficit principalmente de psiquiatras. En Sudamérica, si bien Argentina tiene profesionales de salud, no cuenta con servicios de cobertura nacional. Brasil y Chile, sí. Estamos adaptándonos a eso. Cuando hay escasez de personal, hay que ser mucho más estratégicos al momento de ubicarlos.
 
Ante el déficit de psiquiatras, ¿cómo han distribuido a los profesionales en los CSMC actuales?
 
En los últimos años, en el Perú, se ha cuadriplicado el número de egresados de Psiquiatría. No hemos tenido campo para posicionar a los médicos especializados porque solo podíamos cubrir el costo de contratación para los tres hospitales psiquiátricos del país. Ahora, con este nuevo plan, el aumento progresivo del servicio tendrá relación con la previsión presupuestal para que estos psiquiatras no terminen en el sector privado sino que sean captados por el sistema.
 
Entonces, el déficit de psiquiatras que trabajen para el Estado depende de la falta de presupuesto en el sector.
 
No podemos decir que no, el déficit histórico que teníamos (de psiquiatras) era por el financiamiento. El Estado formaba a los psiquiatras pero cuando terminaban su formación, no teníamos cómo contratarlos. Entonces no contábamos con más de 150 psiquiatras de los 900 que están en actividad a nivel nacional. Cada año se repetía la misma historia.
 
¿Por ello deciden desarrollar un programa presupuestal?
 
Entre otras cosas, desde que el ministerio trabajó el Programa Presupuestal 131 de Prevención para Problemas de Salud Mental con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), hemos tenido un mejor desarrollo. Desde 2015, año en que implementamos la red de servicios de salud mental comunitaria descentralizada, se abrieron un total de 31 CSMC y todos cuentan con psiquiatras. Así, se ha asegurado el financiamiento adicional para los próximos cuatro años.
 
¿Quiénes acuden con mayor frecuencia a los CSMC?
 
Gran parte de la demanda son adolescentes y niños, entre un 60% y 70%. Terapias de lenguaje, desarrollo emocional y conductual son los servicios más solicitados. Existen muchos casos de autismo. A su vez, la mayoría son personas afectadas por violencia familiar. El año pasado se atendieron 96,107 de estos casos. Si bien en 2016 fueron más de 100 mil, debemos disminuir esta cifra.
 
¿Qué tipo de trastornos presenta una persona afectada por violencia familiar?
 
Pueden ser de varios tipos. Por ejemplo, tuvimos 231,770 casos de ansiedad y 175,953 de depresión. También están los síndromes críticos posviolencia, como la psicosis e incluso conductas dependientes a partir de alguna adicción.
 
¿Cómo reducirán los índices de violencia para 2021?
 
La meta es prevenir agresiones verbales, físicas y psicológicas mediante acciones comunitarias. También, identificar a tiempo estos problemas para evitar una masificación. Hemos estado retrasados en la modernización de servicios de atención de salud mental, pero estamos trabajando para atenuar el impacto en la sociedad.
 
AUTOFICHA:
 
* “Soy médico de la Universidad Nacional de San Agustín (Arequipa). Tengo una especialidad en Psiquiatría por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) y otra en Psiquiatría Pediátrica por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH). Actualmente, dirijo la Estrategia de Salud Mental del Minsa”.
 
* “Anteriormente, fui director de Salud Colectiva del Instituto Nacional Honorio Delgado-Hideyo Noguchi. Cuando el Ministerio de Salud convocó al área para dirigir la Estrategia de Salud Mental, decidimos impulsar una reforma nacional en la atención de estos servicios”.
 
* “Queremos que cada región tenga centros de salud mental, los cuales puedan brindar servicios recuperativos y preventivos. El personal de salud debe fomentar la organización de la población y sus líderes para poder tomar medidas de prevención desde el núcleo y disminuir los casos de violencia en el país”.
 
Por Alejandro García

Publicaciones AnterioresVer todo

Mas Leidos