• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Reportajes

Feminicidios están en aumento: víctimas en lo que va del año superan a todo el 2017

elcomercio.pe.-El martes, Andrea Rivera Sánchez, de 25 años, quedó al borde de la muerte luego de que su pareja la acuchillara en el cuello y los brazos, delante de sus hijos, de 1 y 8 años, en Chorrillos. Según la policía, el mayor de los niños intentó defender a su mamá de la agresión.

 
Su atacante, Giab Piero Castro Gouveya, venezolano de 38 años, intentó quitarse la vida tomando veneno. Ambos fueron conducidos al Hospital Casimiro Ulloa, en Miraflores. Ayer, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) informó que Andrea había muerto.
 
A Castro se le practicó un lavado gástrico y permanece custodiado por la policía. Una vez que sea dado de alta, sería detenido.
 
“Exigimos que se le sancione drásticamente”, sostuvo la Defensoría del Pueblo, a través de su cuenta de Twitter. Entre tanto, la Unidad de Protección Especial del MIMP atendió a los dos hijos de la víctima.
 
“Quiero condenar este hecho. Los feminicidios están en aumento, desde el Ejecutivo estamos trabajando muy fuerte con la Policía Nacional sobre todo en los casos de violencia de pareja de alto riesgo [...]. Se tiene que promover la denuncia. Solo el 29% de las mujeres que son víctimas de violencia denuncian [a sus agresores]”, expresó la ministra de la Mujer, Ana María Mendieta, en declaraciones a RPP.
 
–Otros feminicidios–
 
El feminicidio en contra de Andrea no ha sido el único registrado en lo que va de noviembre. La semana pasada, Khaterine Monroy, de 18 años, fue asfixiada y quemada por su ex enamorado Renzo Condori, de 19, en Arequipa. Según la policía, él la mató porque ella se negó a continuar con la relación.
 
El 2 de noviembre, Javier Rivera (35) asesinó a martillazos a su esposa Edith Huaylas (30), en San Juan de Lurigancho. Luego acabó con la vida de sus tres pequeños hijos, de 2, 4 y 6 años. Después intentó quitarse la vida.
 
Al ser interrogado por la policía, Rivera confesó que había matado a su esposa y sus hijos. “Primero la maté a ella. Luego me fui a la calle y pensé en qué va a ser de mis hijos si yo voy a la cárcel. Se me nubló la mente. Regresé y les di en la cabeza”, reveló en la dependencia policial.
 
De acuerdo con las estadísticas del MIMP, entre enero y octubre de este año, se reportaron 119 feminicidios. Sin embargo, la Defensoría del Pueblo había registrado 131 casos hasta el 28 de noviembre (incluido el caso de Andrea Rivera).
 
En el 2017, el número de feminicidios, de acuerdo con las estadísticas del MIMP, llegó a 121.
 
Asimismo, entre enero y octubre de este año, los intentos de feminicidio fueron 241. Estos casos aún están en una etapa de investigación en el Ministerio Público.
 
Eliana Revollar, adjunta para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, remarcó que los casos aumentan de manera preocupante “por los niveles de desprecio por la vida humana de las mujeres”.
 
“Esta forma extrema de violencia tiene una mayor evidencia en relaciones de pareja, en las cuales el poder, dominio y sometimiento que ejerce el hombre corona una vida marcada por otras expresiones de violencia”, precisó a este Diario.
 
Revollar también destacó que este año se han aprobado normas para combatir la violencia contra la mujer. “Hay avances como el endurecimiento de las sanciones penales y la agilización del trámite para otorgar las medidas de protección a las víctimas”, explicó.
 
De acuerdo con un estudio de la Defensoría del Pueblo, 93 de los 339 centros de emergencia mujer del MIMP, que hay en el país funcionan en las comisarías. El compromiso del Gobierno es que aumenten en el 2019.
 
Por: Ana Briceño para elcomercio.pe

Publicaciones AnterioresVer todo