• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Magaly Vera

¿Qué nos dejó estas elecciones?

Dejó un país con partidos políticos que tuvieron que polarizarse por uno u otro candidato. Y pese a que más de 5 partidos se plegaron por Keiko Fujimori, e incluso pese a contar con el apoyo de CONFIEP, el grupo El Comercio (Canal CNN, canal 4, Jaime Bayly etc.), la iglesia Católica y hasta de la Embajada americana; ganó el que menos ayuda tuvo de los centros de poder.
Dejó en claro que Alan García es el Rey Midas de los fracasados: persona que apoya, persona condenada a perder en las elecciones. Su ego, le hizo creer que era lo contrario. Me quedo registrado lo que piensa de su gobierno en la entrevista que concedió a María Teresa Braschi.
Dejó una gran enseñanza:  que las profecías y vaticinios de Brujos, son meras especulaciones. La historia depende de nosotros mismos. Somos los únicos hacedores de nuestro futuro.
Dejó un país que demostró no tener mucha memoria (el margen del triunfo de Ollanta, es pequeño), un poco más y quizás hubiésemos visto por primera vez en la historia, un gobierno corrupto reivindicado, pese a todo lo que hizo para lograr una “bonanza económica”. Quizás algunos no sepan pero en el gobierno de Alberto Fujimori, se manipuló las cifras macroeconómicas y no logramos ingresar (gracias a esa “bonanza”) al programa JUBILEO 2000 que lideraba el Papa Juan Pablo II, un programa que condonaba las deudas externas sólo a los países pobres, y nosotros estábamos en “azul”, gracias a la magia de la “tecnología de punta”. Una tecnología en donde antes de una elección, ya se sabía quién ganaría. Ya pasó, pero no puedo olvidar esa gran oportunidad que perdimos, como tampoco puedo olvidar la cantidad de personas que desaparecieron en nombre de ese éxito, que lo catapultó a ser nombrado por algunos: un “héroe”.  ¡Vaya adjetivo! le queda grande a un ser que está purgando penas por corrupción y violación de derechos humanos en la DINOES, delitos por los que se declaró  culpable; lugar que no me parece un castigo, por la cantidad de beneficios que este gobierno le ha otorgado. Si Keiko se hubiera alejado más de ese gobierno que tanto ensalza, hubiera ganado. Sólo tenía que cambiar al 90% de su equipo de trabajo, nada más.
Dejó una oportunidad a la izquierda, pese a todo lo que la derecha le estaba haciendo a la única izquierda que logró la presea de la Municipalidad. A Susana Villarán hasta la insultaron con palabras de grueso calibre, le cerraron el hospital de la Solidaridad, le dieron “Plan de Transferencias 2006-2010”, aprobado por la Resolución Presidencial Nº 044-CND-P-2006 (el Peruano del 19 de mayo del 2006), en donde le transfieren a la Municipalidad once de los 15 Ministerios del Gobierno Nacional como el de Educación, el de salud, entre otros; y todo sólo en 45 días (lo que estaba previsto hacerse en 4 años); pero no le transfirieron el de economía ¿alguien puede explicar esa paradoja?, la hostigaron hasta la saciedad, solamente para demostrar cuan ineficiente es la izquierda en un gobierno; y al que lo hizo, lo premiaron con la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el Grado de Gran Cruz. Tengan en cuenta que la derecha va gobernando muchos años y solo en épocas de campaña indica que aplicarán una política con inclusión, así que ya era hora.
Dejo hasta familias y amistades polarizadas,  que felizmente luego de los resultados, algunas volverán a unirse; otras en cambio, se separaran definitivamente.
Pero lo que dejó y que me agradó, es que la población no sigue a partidos dirigido por caudillos. Algunos alcaldes, pensaron endosar sus votos, pero luego de las regionales, sus adeptos desaparecieron tan fácilmente como aparecieron.  La población evaluó los otros escenarios y eso es buena señal de crítica.
Lo que a mí me dejó esta experiencia, es ganar nuevas amistades en la lucha por la democracia y porque se respeten nuestros votos. Trabaje con gente hermosa, vi niños, jóvenes, adultos y ancianos  trabajar por nuestro derecho, pese a su trabajo y en algunos casos pese a sus estudios, dedicarse a repartir información. Nunca en mi vida vi tanta gente unida por un solo objetivo, también algunas viejas amistades dejaron ver su verdadero rostro. Pero la vida continua así que para mí es una etapa de aprendizaje valiosa.
Gracias Luis Fabian, Yalina Espinoza, Julio Abanto, Vanessa Cantoral, Luciano Huarcaya, Manuel Cabanillas, Juanita Achiraico, Rosa Bustillos, Elmer García, Ida Badillo, Juan Cuevas, Oscar Badillo, Rocío Linares, el grupo de Dignidad humana, y tantos otros cuyos nombres alcanzarían varias páginas, así que disculpen si no están aquí, pero están en mi memoria. Nos veremos en las próximas elecciones ya que estaremos atentos también al de Ollanta. Nuestra lucha no fue por un partido, fue por nuestra dignidad y si él se equivoca, igual saldremos a las calles.

Publicaciones AnterioresVer todo