• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Magaly Vera

Comentario al discurso del Presidente Ollanta

Luego del brusco giro del Presidente Ollanta Humala a la derecha y de la elección del nuevo gabinete, el Perú entero esperaba este discurso. Pues no se sabía a ciencia cierta ¿cuál era el rumbo que tomaría el Perú?  Pero luego de las 2 horas que le tomo leer su discurso, seguimos igual.

El resumen y balance de su gestión a un año
Según entrevista concedida por Alejandro Toledo, cada ministro da dos hojas de resumen de su cartera al presidente para que pueda elaborar el discurso presidencial, pero al parecer no le dieron datos concretos.
Por un lado, hizo un mea culpa de los errores en su gestión: “no hemos logrados todo lo que nos propusimos alcanzar, todo comienzo es difícil”. Quizás por eso en las encuestas on-line de ese momento, le dieron un 60 % de aprobación; o quizás los militantes nacionalistas, hicieron su labor. Lo cierto es que un mea culpa siempre funciona para bajar la temperatura
 
No fue de mi agrado un discurso sin cifras. Alan García nos tenía acostumbrados a discursos grandilocuentes con fechas y cifras. Y quizás no sirva de nada dar cifras porque al final nada hacen para cumplir las metas que señalan, pero al menos da la imagen de un estadista y no de un improvisado.
 
Según sus propias palabras, han logrado alcanzar no todas, pero si varias metas propuestas. No es por aguarle la fiesta; pero incluso si la gestión estaba en automático, estaríamos creciendo al ritmo que llevamos.
 
Mencionó nuevamente la gran transformación y deduzco que es porque todos los analistas indicaron que tenemos un futuro incierto. Y una estrategia para  “despejar las dudas” es mencionándola. Sólo que olvidó que la palabra “transformación” implica muchas acepciones; mencionar un término no necesariamente significa que se ejecute.

Lo Bueno
Reducirá la pobreza de un 27% a un 15% para el 2016 (una de las pocas veces en donde da cifras), pero no dijo las estrategias. Sólo miraba a su esposa, quien asentía con la cabeza todo lo que decía. Hubiese preferido que mirase a su ministro de economía, pero eso sólo es un detalle insignificante. No hay magia, sino estrategias para un crecimiento sostenido.
 
Indico el aumento de proyección de los programas sociales como Cuna más, pensión 65, programa Juntos, Beca 18 y la creación de más Centros de Emergencia Mujer.
 
Mayor inversión en infraestructura vial y comunicaciones.
Construcción de 7 grandes reservorios.
Mencionó además los nuevos programas que se incluirán:
Seguro oncológico gratuito. Aunque aquí la ecuación no me cuadra, debido a que el costo de atender a un paciente con cáncer es equivalente a cientos de pacientes con otros males. Y si para una simple gripe nos dan cita a dos meses mínimo ¿cómo harán ahora que se incluya más pacientes? Hasta los seguros privados tienen tarifas elevadas para este tipo de enfermedad.
 
Sistema de atención médica móvil de urgencia: SAMU
Servicio de trasplante de médula ósea para adultos del INEN
Implementación del primer Banco nacional de cordones umbilicales y el primer Banco latinoamericano de registro de donantes de médula ósea. Todo suena de maravillas, pero ¿cómo se costeará?
 
La buena noticia fue la muerte civil a los corruptos, solo que ya existen desde tiempo inmemorables: los testaferros. Es decir, ya se sabe como darle la vuelta a la Ley.

 
Lo malo
No mencionó para nada la dirección sobre Conga, quizás porque pensó que con el discurso anterior, ya eso quedaba zanjado. Pero era y todavía es, un tema candente que ha polarizado al Perú entero. Quizás está dejándolo en manos de sus nuevos ministros que al parecer, solo al parecer se muestran con mayor apertura al dialogo. Sólo que ¿será suficiente el dialogo? Esperemos que sí ya que la inconformidad tiene diversas formas de manifestación nada agradables.
 
Defunción del SNIP. Es mi apreciación personal. Si bien el SNIP supuestamente atrasaba la aprobación de proyectos, no significa que no valiese la pena. El problema no creo sea el SNIP. Lo que debió de haberse realizado es flexibilizarlo, no desaparecerlo. Muchas veces cada incompetencia de alcaldes y/o gobiernos regionales se la han atribuido a los SNIP, cuando los motivos eran políticos. Así que considero que la población debe de estar enterada de lo que es un SNIP antes de guiarse solo por comentarios. Siempre debe de haber filtros a los proyectos por varios motivos: siendo el más importante el verificar si el proyecto realmente es justificable. De lo contrario podremos tener lo que paso en el gobierno de Alan García: la mayor corrupción en proyectos, por no ser monitoreados.
 
Anuncio de aumento salarial a las fuerzas armadas y policiales, pero esa promesa ya la había realizado antes.
 
La creación de la Superintendencia Nacional de fiscalización laboral. Considero que esta facultad ya existe en el Ministerio de trabajo, y no se puede crear duplicidad de labores.
 
Proponer al congreso un proyecto de reforma constitucional para que en la Constitución se reconozca el derecho al agua. Y yo que pensé que tenía derecho al agua, a la luz natural y al aire, pero al parecer no.

En general fue un discurso en donde dijo de todo un poco (como debería de ser ya que uso el tiempo reglamentado), pero nada concreto. Todo lo que menciono fue generalidades que ya sabíamos. Los programas y aumentos de sueldo que mencionó que incluirá su segundo año, suenan fabulosos. La pregunta del millón es ¿Qué mecanismos usara para financiarlos si el presupuesto nacional no se ha incrementado? Los programas sociales que están en ejecución usan ya un gran presupuesto. Pero ¿y si planea incrementarlos y además incluir lo que prometió en su discurso?. Es mucho asistencialismo que suena a populismo barato, sólo para levantar su aprobación que ha bajado considerablemente luego del estallido de los conflictos sociales. El asistencialismo ya no es la fórmula que funciona en estos tiempos, en donde todo el hemisferio terraqueo esta atravezando una crisis mundial. Sigo con la duda: “¿Cuál será el rumbo que tomará Perú?”. Para mí, Conga sigue siendo pieza clave para responder esa pregunta ¿seguiremos limitarandonos a una economía basada en la extracción? ¿aumentaremos los impuestos para balancear el presupuesto y a quienes lo aplicaremos con mayor rigor?. Releo su discurso y las dudas siguen rondando mi cabeza. 

Publicaciones AnterioresVer todo