• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Magaly Vera

Politicos Putrefactos

El descreimiento de las personas por los políticos de turno, es entendible y explicable por todos los claros ejemplos que vemos a diario y que felizmente la prensa devela.
 
Casos como el del cholo sagrado. Si, el mismo que supuestamente es reencarnación de Pachacutec y que juramento en la ciudad imperial al mismo estilo de un Inca. Si pues, muchos creímos que era el Inkarri actual, el ceniciento que lustró botas y que llegó a ser uno de los mejores economistas de Stanford. Pero que terminó enredado en ese hablar suyo tan particular y que los lingüistas justifican porque aparentemente no aprendió a hablar bien el quechua y lo mezcla con el inglés y el castellano. Para los que no saben, el quechua tiene muchas similitudes con el inglés. Pero el problema de fondo no radicó solo en un error de sintaxis. No, el error radicó que en lugar de dar una simple explicación del origen de los fondos para compras inmobiliarias, se enredó en sus propias mentiras: que si su adorable suegra heredó una fortuna por la indemnización nazi a los judíos, que si era producto de su trabajo, que no sabía nada de la empresa Ecoteva, que si el Banco Scotiabank había otorgado un préstamo por veinte años (a una anciana de 80 años), que viajó a Panamá para dar Seminarios y un sinfín de explicaciones, cada una más insólita que la anterior y que la prensa se encargó de desmentir una a una.
 
El otro caso que en particular a mí no me sorprendió, fue el caso de Alan. Ya que en el pasado la Contraloría general de la República en sus auditorías, dictaminó que halló un alto porcentaje de corrupción en diversas empresas estatales administradas por militantes apristas (ver informe de Contraloría) durante el gobierno de su líder. Y por inducción, si eso ocurre en las gerencias de sectores mandos altos (Caso Banco de materiales, COFOPRI, Fondo Mivivienda, programa Techo Propio, tren eléctrico etc.) es lógico suponer que tenían la venia de más arriba. Además, si García hoy en día está libre, es sólo porque su proceso no llegó a los tribunales por prescribir; que no es sinónimo de inocencia. Por esos antecedentes, fue gracioso oír la declaración de Aurelio Pastor (pese al cargo que tenía) que no leyó, no analizó lo que firmaba porque solo era una especie de “mesa de partes”. Afirmación que lo dejó mal parado al salir videos donde marketeaba los indultos.
 
Lo anecdótico es ¿por qué salen recién todos estos destapes?. Fácil, porque es más fácil anular a un candidato ahora, que tenerlo de contrincante el 2016. Esa premisa siempre es válida para cada gobierno de turno.
 
El caso de Castañeda es otra perla que adorna el firmamento de corrupción. Y por más que haya sido excluido del  caso Comunicore; algo de toda esa podredumbre lo va a acompañar el resto de su vida. Debido a que se halló culpables a sus gerentes subordinados, que –no olvidar jamás-fueron personal de entera confianza de Castañeda. A ello se suma que el local de Comunicore supuestamente fue propiedad de Castañeda ¿extraña coincidencia verdad? Al igual que Pastor, no supo nada de lo que hacían sus gerentes en otras áreas.
 
La que queda al parecer sin polvo ni paja, es Keiko Fujimori. Solo espero que los peruanos no olviden todos los actos de corrupción que se evidenció durante el gobierno de su padre y que lo coloca entre los siete ex presidentes más corruptos a nivel mundial. Actos que felizmente fueron registrados en los vladivideos: compra de conciencias a broadcaster, de conductores de televisión, de titulares de prensa amarilla, del Poder Judicial etc. etc. y que además el ranking señala que malversó fondos por 600 millones de dólares, que la agencia americana Kroll logró rastrear. Lo más sorprendente: ¿Cómo un simple ingeniero con un sueldo de apenas S/.2000.00 pudo costear el estudio en prestigiosas universidades americanas a sus tres hijos?. Vladimiro declaró que él daba el dinero en efectivo a Keiko. Sólo que ella sufre de amnesia selectiva porque también olvido las torturas de su madre. Para los que dudan de las cifras al parecer exageradas, simplemente échele un vistazo al libro “Historia de la corrupción en el Perú” de Alfonso Quiroz.
 
Si los peruanos aún creen ingenuamente que la pacificación de nuestro país, se le debe a Fujimori y por ende a su hija, craso error. Revisen en google la gran labor que realizó el grupo GEIN (Grupo especial de inteligencia). ¿Qué le debemos entonces a Fujimori?: el pasado, y del pasado se aprende a no cometer los mismos errores.
 
Otra pregunta que queda al aire es: ¿por qué los congresistas o ex presidentes, luego de una gran mega comisión, quedan absueltos?. Simple, es por las repartijas basadas en intercambio de favores en las bancadas: yo te apoyo si tú me apoyas. No es casualidad que siempre “cometan errores en el proceso” y con ello, den lugar a que todo el trabajo, vuelva a fojas cero por el Poder Judicial. Gracioso no ¡Como no saber respetar el debido proceso con tantos asesores cuyo sueldo pagamos todos los peruanos!.
 
Estos personajes pretenden volver al poder. Depende de nosotros el cambiar nuestro propio futuro y desterrar ese viejo refrán: “más vale malo conocido que bueno por conocer”, limitándonos a conformarnos con la porquería que hay creyendo que no tenemos más opción. Nos merecemos algo mejor que los padres de la patria que tenemos, o quieren nuevamente tener un robacable, comepollo, etc.  Tenemos en forma imperativa que ser más selectivos al momento de votar. Sino el 2016 nuevamente tendremos que elegir entre un cáncer o un sida.

Publicaciones AnterioresVer todo