• San Juan de Lurigancho - Lima - Perú

Noticias >> Magaly Vera

Los retos de Juan Navarro, alcalde de San Juan de Lurigancho

Todos los días se van descubriendo desviaciones de dinero a paraísos fiscales o las apariciones de testaferros de algún alcalde, que uno se queda con la sensación de que no escoge a un burgomaestre, sino un ladrón nuevo con diferente estilo de corrupción. A ello se suma el axioma que tenemos los peruanos: “roba, pero hace obra”.
Pero, un municipio no es trofeo para exhibir, sino que cumple un sinfín de roles en el desarrollo de un distrito. La Ley orgánica de Municipalidades señala una serie de competencias y funciones específicas, a ello añade el Plan de desarrollo concertado y su función interinstitucional, así como el rol que debe desempeñar en la promoción del desarrollo económico local. Pero creo que todos obvian que fueron elegidos transitoriamente para servir al pueblo y no para servirse de él.
César Acuña, líder del partido Alianza para el progreso, partido con el que Navarro postuló, quizás no tenga procesos legales con sentencia, pero vaya que sus discursos dejan mucho que desear por su estilo maniqueo y caudillista: “si alcalde es de otro partido, no haremos convenio”. Aún así fue elegido ya que están dentro de los estándares permitidos por los peruanos.
Así que el primer gran reto de Navarro, es despercudirse de ese lema. Sobre todo porque es conocido como buen empresario que hace obras, pero que se niega a pagar los beneficios laborales de su personal al igual que su regidor N°2 (Mario León).  Esos datos está en la declaración jurada que presentaron a la ONPE: EXP.00846-2012-0-1803-JP-LA-04 y EXP. 4021-2013-0-1801-JR respectivamente. Y según SENTINEL, la página web de los  deudores, tiene una cuantiosa deuda reportada por los Bancos que asciende a S/. 1’132,540.21
Otro gran reto es actualizar la evaluación de los puntos críticos de San Juan de Lurigancho. El usado hasta la fecha fue realizado durante la gestión de Mauricio Rabanal y el tiempo no pasa en vano.
El más importante: trabajar de la mano con los empresarios de SJL, tomando como ejemplo casos exitosos como los de La Matanza, Piura. Donde con un escaso presupuesto el alcalde ha logrado capacitar a sus empresarios en ESAN y poner sus productos agrícolas en exigentes mercados europeos. Y es que un municipio no es solo caja para cobrar impuestos, su rol va más allá que eso. Y no se trata de magia, simplemente de hacer una buena gestión con profesionales idóneos.
En transporte, dar el apoyo que ahora Burgos niega a Susana y se termine de una vez Vía Parque Rimac, el túnel Santa Rosa y demás accesos que descongestionen el cuello de botella que se forma en Acho.
Saneamiento y titularización en diversas áreas como Caja de Agua, Huascar y sobretodo la parte que corresponde a Lima de Jicamarca entre  otras tantas. Ya La Municipalidad de Lima ha ganado el proceso legal de Jicamarca frente a Huarochiri, solo que no se ejecuta por no contar con el apoyo del alcalde local que tiene sus predios registrados en Huarochiri. Eso dejaría sin trabajo a los traficantes de terrenos que imperan en esa zona y que han desencadenado en campos de batalla sus “tierras”.
SJL ocupa el primer puesto en violencia familiar y cuenta con el mayor porcentaje a nivel de Latinoamérica en feminicidio. Hay muchos centros que hacen lo imposible por trabajar ese tema, pero desligados del gobierno local como el “Centro mujer Teresa de Jesús” y casas hogar privadas. Falta una coordinación y estrategias para fortalecer lo que ya instituciones como esta trabajan con buenos resultados solo que a poca escala.
 La inseguridad ciudadana es otro tema sin resolver. Navarro fue hace poco víctima de un atentado contra su vida y la de su familia. Los cupos no solo son en construcción civil ahora son presa de ello empresarios de otros giros como el de la cadena de restaurantes “El padrino”. El mismo Burgos perdió a su hijo hace poco.
En cultura, sino pone a uno de los miembros de la Red cultural del distrito duchos en este tema, al menos que ponga a José Felix Huaringa, un conocido en esas lides. De lo contrario la cultura de nuestro distrito, estará divorciada del gobierno local y de los de la MML, cuyo programa cultura viva comunitaria ha sido uno de los mejores aciertos.
No es menospreciar a los que no tienen estudios en gobierno local, pero no es suficiente las ganas, sino conocer los mecanismos y formalidades que exige un gobierno local para que pueda ser un distrito con empresarios competitivos. A la fecha las encuestas indican que en SJL hay más empresarios en el rubro de carpintería que no pueden aun exportar sus productos por carecer de un CITE MADERA como lo tiene Villa El Salvador.
Son muchos los retos que tiene Navarro y si no tiene experiencia en gobierno local, lo que le queda es rodearse de buenos profesionales y no solo de los que hablan bien de él en alguna radio. No es un petitorio, es un imperativo que no puede pasar por alto. Del equipo que eliga en sus nueve gerencias, dependerá el futuro de los luriganchimos. No le deseo suerte porque no creo en ella, creo en el trabajo y en las sabias elecciones. Esperemos que su capacidad como autodidacta, le sirva ahora para tomar las mejores decisiones. De lo contrario, los que saldremos perdiendo seremos nosotros como siempre. Y ahí estoy incluida por vivir aquí más de 30 años.

Publicaciones AnterioresVer todo